#navbar-iframe { height:0px; display:none; visibility:hidden; }

11/19/2009

Iniciación

Humbert,
mi nombre echa a volar
cuando tu hombrìa
me santifica
tengo la palabra -miedo-
entre los labios
un idioma parecido
al llanto
Un susurro que golpea
cerca del cuarto
de las muñecas

un verbo tan parecido al amor.

9 comentarios:

Jose Joel Rios dijo...

La palabra es un susurro y a la vez una poderosa tertulia. La conciencia es la que nos hala hacia la realidad, o demencia metafórica.

Saludos

Jean Rojas dijo...

hermoso poema querida Carliña... me encanta eso del verbo amor...

elisa...lichazul dijo...

he llegado a tu espacio por un email encadenado

Felicitaciones es un espacio maravilloso para la lectura , tus versos don de muy buena factura.

Un abrazo de paz
desde maipú

Rafael Cienfuegos dijo...

Maravilloso querida, maravilloso...
a ver si te pasas por el mìo

adaev dijo...

tendré que volver a oirte,poeta,gracias por tu voz

Flaco dijo...

Tus letras me simpatizan

Libreria Virtual "El Viejo Libro" dijo...

Muy hermoso tu Blog felicidades. Lindas letras, poesía del cielo.
Saludos.

José Patricio Chamorro Jara dijo...

Hola! primera vez que visito tu blog, pero me han encantado tu poema; y en especial estos versos, que tienen mucha significación: "mi nombre echa a volar
cuando tu hombrìa
me santifica." Pues me recordó variadas tradiciones donde el amor posee una vinculación con lo espiritual, va más allá de lo carnal, es un lazo y aproximación, aunque sea un mínimo instante con lo divino.

Anónimo dijo...

hola amigos